domingo, 29 de julio de 2012

DE PODER A PODER

Reynaldo Mota Molina

La enorme presión que está ejerciendo gran sector de la sociedad dentro y fuera de la República mexicana, con indudable repercusión internacional, así como la que realiza el Movimiento Progresista PRD, PT, Movimiento Ciudadano— contra la imposición de Enrique Peña Nieto como presidente de México, y la exigencia de invalidación de la elección presidencial debido al fraude electoral cometido por el PRI, según los elementos presentados por dicho movimiento al IFE y al TRIFE más lo que se sigue acumulando, evidentemente preocupan al tricolor que da muestras de desesperación  arremetiendo contra López Obrador y sus órganos de financiamiento, tratando de ganar tiempo y distraer la atención pública.
Las maniobras fraudulentas del PRI a través de la financiera Monex cada vez adquieren matices más oscuros por el presunto lavado de dinero procedente del narcotráfico que involucra una compleja red de prestanombres, personas físicas o morales, que tienen qué ver con el entramado priista para comprar votos en la elección pasada.
El IFE y el TRIFE también se muestran nerviosos; comprometidos hasta el tuétano con el PRI y con el gobierno calderonista, saben que tienen una papa caliente en las manos y no ven cómo salirse de ella pues tienen la obligación de resolver el entuerto, sin embargo, indican la salida por la tangente a la que comienzan a unirse voces de algunos analistas poco comprometidos con la sociedad, o nada, que sienten ya la necesidad de conservar sus modus operandi.
En la información sobre el avance de las investigaciones relativas a las denuncias del Movimiento Progresista y del PAN, por una parte, y por la otra, las del PRI contra López Obrador, el Trife dijo solamente lo sabido:  Que los detalles de la investigación se darán a conocer una vez que se presente el proyecto de resolución, toda vez que los procedimientos de queja se clasifican como información temporalmente reservada; y que el desahogo del procedimiento de queja no está relacionado con el plazo que la ley otorga para la declaración de validez de presidente electo.
Esto y otras declaraciones aisladas de magistrados y funcionarios de las instituciones electorales en distintas etapas de la post elección señalan dicha salida: “Lo que no se ganó en las urnas no se va a ganar en la mesa”; “Las marchas no cuentan”; “El tribunal no puede cambiar la decisión manifestada por la ciudadanía en las urnas”; “Los resultados de las denuncias electorales se darán a conocer hasta el 31 de enero del 2013”.
Es decir, que para entonces el presidente y los demás funcionarios de elección popular ya habrán rendido protesta y por tanto gozarán de inmunidad, o de impunidad mejor dicho, y serán intocables. La aplicación de la “Ley de Herodes” en toda su magnitud. La inconformidad de los de manifestantes, según esos corifeos, no invalida el voto de más de 50 millones de electores que acudieron a las urnas, pero son omisos de que gran parte de esos votos no fue libre ni secreta como lo establece la Constitución.
 Si a lo anterior agregamos la “reforma” política hecha sobre las rodillas por el Congreso para facilitar que el presidente “electo” rinda protesta a como dé lugar, está clara la confabulación para que Enrique Peña asuma la presidencia “como haiga sido”, igual que su compinche Calderón.
El PRI y los poderes fácticos que lo acompañan, incluyendo a Televisa particularmente, que actuaron y siguen actuando para sentar en la silla a Peña Nieto y apoderarse de la presidencia, ufanos del poder que tienen, desdeñan la actitud ciudadana que repudia la imposición.
El despliegue policiaco para salvaguardar las instalaciones de Televisa frente al cerco pacífico del movimiento universitario #YoSoy132, con la protesta colectiva de que dicha empresa dio cobertura preferente a Enrique Peña Nieto beneficiándolo en la elección presidencial del 1 de julio, es una muestra más de exhibición de poder.

Hasta ahora tolerantes por razones obvias, el PRI y los poderes fácticos esperan que Peña asuma el poder para cambiar de actitud. ¿Se echarán encima de los inconformes que buscan la democracia en contra de la dictadura disfrazada…?

Para ampliar imagen dar clic en ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada